Cuenca Azul denuncia la sobreexplotación del Ebro

ARAGÓN DIGITAL

(14/01/2012)

Las organizaciones que forman parte de Cuenca Azul se han reunido este sábado para denunciar la sobreexplotación de los recursos del río Ebro. El objetivo de la asociación es concienciar sobre la necesidad de que la planificación hidrológica funcione sobre criterios de "racionalidad, sostenibilidad y rentabilidad a largo plazo".

El mayor problema de la Cuenca del Ebro es la sobreexplotación de sus recursos hídricos. Así lo han afirmado desde Cuenca Azul, la red de organizaciones de afectados, ecologistas, movimientos sociales y plataformas en defensa del río del Ebro que se han reunido este sábado en el Centro Cívico Estación del Norte.

El portavoz de la Asociación Río Aragón, Miguel Solana, ha señalado que el objetivo de la reunión es que “las cosas cambien de verdad para que la planificación hidrológica funcione sobre criterios de racionalidad, sostenibilidad y rentabilidad a largo plazo, porque estos criterios son los que cambiarán la vieja filosofía de los planes de cuenca”.

Como ha explicado el presidente de Coagret, Julián Ezquerra, el encuentro se enmarca “en un proceso de participación que llevan a cabo organizaciones en defensa del territorio y del agua de la Cuenca del Ebro”.

 

Prensa | Sábado, 14 Enero 2012 | Coagret

El Ayuntamiento de Sangüesa se opone al recrecimiento de Yesa

DIARIO DE NAVARRA

(26/10/2011)

Joaquín Grau (APS) estimó que "no existe un Plan de Emergencias elaborado y supone un despilfarro de dinero"

El Ayuntamiento de Sangüesa aprobó ayer en pleno un acuerdo por el que se opone oficialmente al recrecimiento del embalse de Yesa, después de que el Estado impulsara en verano las obras para elevar la altura de la presa y duplicar la capacidad del embalse. El acuerdo obtuvo un total de 8 votos a favor (los 6 concejales de Agrupación Progresista de Sangüesa, el edil de Bildu, Rafael Bargues, y Jose Luis Planells, de Agruapación Independiente San Sebastián). Hubo también 2 votos en contra (Javier Aztaráin y Agustín Alonso, de AISS) y 1 abstención (Beatriz Grocin, de AISS). Faltaron al pleno dos ediles: Marta Sola (AISS) y Juan Erdozáin (PSN).

Joaquín Grau (APS) estimó que "no existe un Plan de Emergencias elaborado para posibles problemas que puedan producirse durante la construcción del nuevo embalse y es un despilfarro el gasto de 277 millones de euros". El edil indicó que el recrecimiento "no está justificado" para dotar a Zaragoza de agua de boca, que ya la toma del río Aragón. "Bardenas puede y debe resolver sus necesidades mediante la modernización y las regulaciones en su propio territorio, y las avenidas están perfectamente laminadas con los actuales Yesa e Itoiz". Señaló, además, que "algunos vecinos de Sangüesa se oponen a la medida y podrían estudiarse otras soluciones".

Javier Aztaráin (AISS) se mostró en contra de la moción por considerar el recrecimiento como "una mejora de la situación actual", y Bildu apoyó el acuerdo al considerar el "peligro que supone el recrecimiento de los embalses por la alta actividad sísmica", y se manifestó en contra de recibir ayuda económica por parte de la Fundación Yesa.

El Ayuntamiento de Sangüesa anunció las listas de los miembros de mesa de las elecciones y presentó también una declaración institucional ante el anuncio del cese definitivo de la actividad armada por parte de ETA el pasado 20 de octubre, en la que se votó por mayoría absoluta la urgencia del punto del día y se procedió después a aprobar la declaración, que tuvo la abstención de Bildu.

Ángel Navallas Echarte, alcalde de Sangüesa (APS), anunció "la alegría y satisfacción por el fin de una época demasiado larga y que nunca debió existir". Desde el consistorio manifestaron su respeto, reconocimiento y solidaridad con las víctimas y sus familiares, en un momento de euforia general ante la noticia". Bildu se remitió al Acuerdo de Gernika.

Prensa | Miércoles, 26 Octubre 2011 | Coagret

Expertos alertan de la "degradación profunda" del Ebro

TELECINCO.ES

Expertos y profesores de la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA) han alertado de la "degradación profunda" que sufre el río Ebro y han reclamado que, en materia de gestión de aguas, se "recupere el sentido común".

Expertos y profesores de la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA) han alertado de la "degradación profunda" que sufre el río Ebro y han reclamado que, en materia de gestión de aguas, se "recupere el sentido común".

En un rueda de prensa, el fundador de FNCA, Pedro Arrojo, ha observado que, aún en épocas de mayor estiaje, "no ha habido estos impactos" en el río, que "nunca" ha presentado su estado actual. Así, ha remarcado que el Soto de Cantalobos "se está secando".

Arrojo ha explicado que el Ebro presenta, a su paso por Zaragoza, una gran presencia de algas, lo que denota "la eutrofización del río", con falta de oxígeno, bajo nivel de agua y exceso de contaminación con fosfatos, que se suman a una regulación de caudales que impide la existencia de crecidas de invierno y un exceso de nutrientes procedentes de las estaciones depuradoras y de lixiviados de cultivos.

Además, en la ciudad, "el azud y el dragado están en el centro de un diagnóstico más profundo que habría que hacer", según ha señalado Arrjo. De este modo, ha asegurado que desde la Fundación "no se piden responsabilidades ni que se pague por lo que hizo, pero sí que cambien las actitudes" y "mirar al futuro de manera más seria y rigurosa" para conservar el Ebro.

En este sentido, el catedrático emérito de hidrogeología de la Universidad de Zaragoza, Javier Martínez Gil, ha subrayado que la presencia de algas está causando "el desagradable aspecto" del río en la capital aragonesa y del Soto de Cantalobos, del que ha dicho que "forma parte del patrimonio, la memoria e identidad de esta tierra", y cuyos problemas aún se deben diagnosticar.

Asimismo, ha apuntado como algunas zonas a nivel local, en la Cuenca, mantienen un estado "impresentable" con ríos pirenaicos "secos" en municipios como Biescas, y en la capital aragonesa "debajo del agua hay tarquines en cantidad, que son las toneladas que se han estado vertiendo de vertidos urbanos y de la industria y ahí están atrapadas, bajo la alfombra" y una intervención en el río tendría que "intentar reparar esto".

Martínez Gil ha indicado también que lo que está ocurriendo en Zaragoza "pasa en todo el Ebro y en otros ríos" y se trata de la "degradación profunda" de los cauces por falta de agua que "se queda en los regadíos, en el camino" y ha instado a "recuperar el sentido" común en la gestión del recurso.

PRESENCIA DE ALGAS

Sobre la presencia de algas, el catedrático de la Universidad de Sevilla, Leandro del Moral, ha detallado que ya existían precedentes en el Ebro, "pero nunca con la potencia con la que se manifiesta" ahora y ha opinado que las normativas sobre aguas "no pueden hacer frente a la tendencia estructural de degradación", sino que se necesita "voluntad" para cambiar.

Asimismo, Leandro del Moral ha apuntado que también las alteraciones en las riberas, "aunque sean para un uso social positivo, afectan negativamente a su conservación" y, sumado a otros factores, "dan lugar al proceso de decadencia y degradación".

REGADÍOS

Respecto a la incidencia de los regadíos, sus retornos y la contaminación que provocan, Del Moral ha advertido de que en la actualidad no existe una tecnología que permita depurar su contaminación, sino que existe tecnología para "minimizar" sus efectos y acciones "de buenas prácticas". En este punto, Pedro Arrojo ha detallado que sí "habría tecnología, pero no es viable", como un sistema de ósmosis inversa, que sería "muy costoso por el precio y la infraestructura".

Por ello, ha defendido que "lo más barato para empezar a mejorar, y que podría tener un consenso general, en una perspectiva de cambio climático en la que "gran parte de los regadíos que se han hecho van a tener problemas para mantenerse", sería establecer un plan de retirada voluntaria de regadío indemnizada, como hace Europa a través de las subvenciones agrarias. "Pero, en serio, para retirar regadíos con fuertes niveles de salinidad, con fuertes problemas de drenaje y con bajísima productividad", ha aseverado.

De esta forma, según ha asegurado, se podrían retirar regadíos "de las zonas más salubres, menos productivas, a un coste de indemnización moderado y que los agricultores aceptarían" y, como ejemplo, ha expuesto que así se recuperaría agua "de alta calidad por menos de cuatro céntimos de euro el metro cúbico.

"También las buenas prácticas agrarias y la agricultura ecológica favorecerían la reducción de la contaminación a los ríos y Alemania ya está consumiendo en proporciones de más de un 30 por ciento de los productos de consumo de agricultura ecológica", ha apuntado Arrojo, que ha preguntado "por qué no se puede entrar por ese camino más racional" y favorecer la actividad de productores familiares, lo que reduciría la carga contaminante de pesticidas. "Habría que apostar en esas líneas", ha afirmado.

Arrojo también ha explicado que la salinización, en el caso del Ebro, "no produce las algas pero sí la degradación de las aguas", al señalar que según documentos internos de la CHE "hay tierras que están exportando a los cauces entre 8 y 10 toneladas de sal por hectárea y año, tierras que nunca debieron regarse porque no son adecuadas para el regadío".

"HAY POSIBILIDADES DE MEJORAR"

No obstante, Arrojo ha manifestado que "como algunas cosas se han hecho mal y en algunas cosas se ha sido muy ineficientes, eso da una ventaja y es que el colchón para mejorar lo que se está haciendo es grande y hay posibilidades de mejorar, pero hay que tener voluntad para promover eso y consensuar incentivos a agricultores y saber parar la máquina y no seguir creciendo un regadío que no tiene futuro".

"Tenemos en perspectiva el cambio climático, tenemos el Ebro hecho unos zorros, tenemos un regadío que no va a aguantar y la perspectiva de que no va a haber para esto, pero sigue dando votos el hablar de nuevos regadíos", ha criticado Arrojo, al lamentar que "no hay señales en el horizonte de que los gobernantes tengan la más remota intención de entrar en esta lógica" de reducir la cantidad y mejorar la calidad, algo que sería "clave".

Finalmente, Javier Martínez Gil ha observado que "la raíz del problema es que no hay voluntad" de cambio "ni conciencia social" y aún se debe diagnosticar el problema, al tiempo que ha estimado que "no las autoridades no quieren adaptarse a una realidad" como la degradación del Ebro mientras se impulsan "despropósitos como Biscarrués o Yesa".

Prensa | Miércoles, 21 Septiembre 2011 | Coagret

El pantano de la discordia

Noticia de La Sexta sobre el embalse de Mularroya:

http://www.lasextanoticias.com/videos/ver/el_pantano_de_la_discordia/483413Link

Prensa | Domingo, 18 Septiembre 2011 | Coagret

Una 'regada' popular pide soluciones para Cantalobos

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(18/09/2011)

Unas 200 personas 'abrazan' el soto para alertar de que el paraje se muere de sed

Calderos, regaderas, garrafas, botellas... y hasta una sulfatadora. Cualquier recipiente servía ayer para simbolizar el deterioro que sufre el soto de Cantalobos, situado en el entorno del barrio de Las Fuentes y uno de los parajes de mayor valor natural de la ribera del Ebro. Los ecologistas aseguran "que se está muriendo de sed" y lo achacan principalmente a las obras que se han producido en su entorno, tanto en el cauce (azud, dragado) y la margen del río (corte de acequias).

Para aliviar la imperiosa necesidad de agua, más de 200 personas acudieron este sábado a la llamada de 21 entidades ecologistas, sociales y vecinales para participar en la regada popular de este bosque de ribera, que a pesar de estar bañado por el Ebro presenta desde hace varios veranos claros signos de sequía.

La mañana reivindicativa comenzó en la margen derecha del azud de Vadorrey, en Las Fuentes, con el despliegue de la pancarta Salvemos Cantalobos y la lectura de un manifiesto que instó a las instituciones a tomar cartas en el asunto para no echar a perder este privilegiado espacio natural. Seguidamente, los participantes andaron hasta el soto para realizar un acto simbólico de riego. La protesta concluyó con una cadena humana que abrazó este enclave en peligro de desaparición.

UNA CANALIZACIÓN "El soto necesita agua, como la ha tenido siempre, bien por la huerta o por el río", reclamó ayer Ismael Sanz, miembro de la asociación naturalista Ansar. A su juicio, la muerte de este bosque se debe a diferentes factores, entre ellos, las obras del azud y el dragado realizado a la altura del cuarto cinturón. Estas intervenciones, asegura, han hecho bajar el nivel freático y la lamina de agua, lo que dificulta que el soto pueda nutrirse. También atribuye la desecación a que Cantalobos ha dejado de recibir las aguas sobrantes de la huerta de Las Fuentes, por el cierre de acequias y drenajes, sobre todo, debido a la construcción del camino natural de La Alfranca.

"Hay soluciones muy fáciles y económicas", apuntó Sanz, quien urge a llevar agua desde la huerta con una canalización que permita regar este espacio. Ansar señala al Gobierno de Aragón, propietario de buena parte del suelo del soto y con competencias medioambientales, como principal responsable de la solución del problema. "Las instituciones se echan la pelota de unas a otras sin que nadie haga nada", lamentó Sanz.

Prensa | Domingo, 18 Septiembre 2011 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!