COAGRET pide un cambio "radical" del Plan de Demarcación del Ebro y descartar las obras "ruinosas y conflictivas"

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(11/07/2012)

COAGRET ha exigido un cambio "radical" del Plan de Demarcación de la Cuenca Hidrográfica del Ebro --pendiente de aprobación-- y descartar las obras hidráulicas "ruinosas y conflictivas". La entidad ha asistido este miércoles a la reunión de la Comisión del Agua de Aragón.

En una nota COAGRET ha afirmado que de llevarse a cabo las obras previstas en el Plan, entre otras el recrecimiento de Yesa, de Las Torcas y la construcción de los pantanos de Biscarrués y Mularroya el consumo de agua de los ríos aumentará de un 34 a un 50 por ciento, "con el efecto que esto supondrá para los caudales ambientales".

"En el Plan nuevamente se vuelve a ningunear el papel que deben de jugar los territorios cedentes del recurso agua y que han visto inundados sus mejores espacios".

"Los colectivos de afectados pertenecientes a COAGRET estamos alarmados por lo que supone este Plan de Cuenca, lo que nos lleva entre otras decisiones, a volver a asistir a esta Comisión, entendiendo que es un foro más en el que los afectados vamos a exigir el descarte definitivo de estas obras, con conflictividad social, que constituyen un auténtico derroche económico, tirando con ellas a la basura más de 700 millones de euros".

Prensa | Miércoles, 11 Julio 2012 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!