Embalses: el pasado de Aragón

ARAGÓN DIGITAL

(14/02/2012)

Año tras año, desde hace décadas, una vez más las obras del Pacto del Agua son la salvación de Aragón. Ante la sequía que parece que vamos a sufrir este año hidrológico, de nuevo se apela a que con los embalses llenos no habría problemas. Pero, ¿de dónde sale el agua para llenarlos?.

Los embalses nunca estarán llenos y no importa lo grandes que sean. Cuando hay agua, se piden más embalses para regar nuevas hectáreas (y por tanto vaciar los embalses). Cuando no la hay, se pide que haya embalses que almacenen el agua. Intentan hacernos creer que los embalses producen agua, pero no la producen, tan sólo la almacenan, y si no hay agua no hay nada que almacenar.

La solución al problema de la sequía en Aragón no pasa por construir embalses para que estén vacíos. No hacen falta ni Mularroya, ni Biscarrués, ni recrecer Yesa. Los 700 millones que, por ahora, costarían estas obras se podrían, por ejemplo, invertir en I+D+i para buscar cultivos que se adapten mejor al clima y al terreno (el maíz y el arroz quizás no sean lo más adecuado) o buscar nuevas técnicas de regadío para hacer frente a las sequías mediante el ahorro.

En épocas de crisis, más que nunca, hay que renovarse. No podemos seguir mirando atrás derrochando el dinero en obras inútiles, no podemos seguir siendo víctimas del inmovilismo. El Pacto del Agua no es el futuro de Aragón, es tan sólo un pasado que algunos no quieren dejar atrás.

Alberto Anaya Arcas.

Artículos de opinión | Miércoles, 15 Febrero 2012 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!