La Coordinadora se escandaliza de “la barra libre” de los regantes

Esta coordinadora muestra su indignación y su vergüenza ante el hecho de que Riegos del Alto Aragón comience una campaña sin cupo y a la vez solicitando una nueva infraestructura “el Pantano de Biscarrués”.

Si este año hay buenas reservas de agua lo que es necesario es realizar un uso racional y ahorrar para futuras campañas que no se sabe como van a ser.

Es el momento de dar ejemplo, y de demostrar que se puede hacer un uso racional del agua.

Es ridículo realizar campañas de ahorro de agua en las ciudades y pueblos donde se consume entre un 8 y un 10% del agua y no realizar ese uso sostenible en la agricultura que según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es del 75 %.

 

Es un escándalo que no debería permitirse.

Si se realizará una buena gestión y ahorro no tendría que realizarse esta obra tan problemática que supone la ruina de un sector importante de la comarca de la Hoya de Huesca. No se puede pedir ese sacrificio a una zona cuando en la otra se desperdicia el agua.

Los problemas actuales de los regantes y en los que deberían centrarse sus dirigentes es el elevado coste de la modernización y las tarifas eléctricas que están arruinando al sector y provocando el abandono de muchas tierras.

Estos elevados costes están provocando la venta de muchas tierras por sus propietarios que son compradas por grandes empresas que crean nuevos latifundios lo que esta provocando una concentración encubierta de la propiedad. Por lo tanto el regadío que en su día se planteo como una solución a problemas sociales ya no lo es, si no que crea más problemas en las zonas donde se quiere embalsar el agua.

Estos son los problemas reales del regadío que no se van a solucionar sin cupo y planteando construir un pantano que lleva 25 años sin aprobarse.

Esta situación va a ser denunciada en Europa.

En esta línea de ahorro esta coordinadora apoya la propuesta realizada pro una institución tan importante como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre la gestión financiera de los recursos hídricos.

La mala gestión que están realizando las comunidades de regantes del agua pública ha llegado a ser tan grave que las denuncias de esta coordinadora coinciden con este organismo de importancia internacional.

En vez de a protestar frente a esta recomendación se debería tomar buena nota y comenzar a gestionar racionalmente los dineros públicos que se invierten en el regadío, o de lo contrario pagar las obras de las que se va a disfrutar, además de hacerlas en su territorio que es el que se va a beneficiar.

Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos | Miércoles, 17 Marzo 2010 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!