COAGRET vuelve a la Comisión del Agua para exigir el descarte de las obras conflictivas del Pacto del Agua

Los representantes de Coagret en la Comisión del Agua de Aragón han asistido a la sesión ordinaria de la misma que ha tenido lugar en la mañana de hoy, 11 de julio. En abril de 2006, COAGRET y sus representantes, miembros de asociaciones de afectados por las obras hidráulicas como la Asociación Río Aragón, la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos y Jalón Vivo decidieron abandonar la Comisión y dejar de participar en el plenario de la misma, así como en la Ponencia de obras conflictivas, por entender que lo que en estos órganos se buscaba era justificar obras como el recrecimiento de Yesa, y los pantanos de Biscarrués o Santaliestra, a través del Dictamen de las Bases de la Política del Agua en Aragón, acordadas entre la Consejería de Medio Ambiente y los regantes. Mientras que, por otro lado se descartaron las propuestas de afectados y ecologistas, arruinando cualquier posibilidad de llegar a consensos en torno a estas obras, lo que supuso un fracaso absoluto de este modelo.

Hoy, la representación de Coagret, formada por cuatro miembros de colectivos de afectados, ha decidido volver a asistir al Plenario de la Comisión del Agua, valorando la situación en la que nos encontramos en la actualidad, con un Plan de Cuenca de la Demarcación del Ebro en periodo de información pública, en el que están incorporados el recrecimiento de Yesa, de Las Torcas y los pantanos de Biscarrués y Mularroya, y en el que se asumen completamente las demandas de ampliación masiva de regadío, lo que conllevará entre otros efectos que el consumo del agua de los ríos pase de ser de un 34% al 50%, con el efecto que esto supondrá para los caudales ambientales. En el Plan nuevamente se vuelve a ningunear el papel que deben de jugar los territorios cedentes del recurso agua, y que han visto inundados sus mejores espacios.

Los colectivos de afectados pertenecientes a COAGRET estamos alarmados por lo que supone este Plan de Cuenca, lo que nos lleva entre otras decisiones, a volver a asistir a esta Comisión (pendiente de ser ratificada esta decisión en las asambleas de los colectivos de afectados), entendiendo que es un foro más en el que los afectados vamos a exigir el descarte definitivo de estas obras, con conflictividad social, que constituyen un auténtico derroche económico, tirando con ellas a la basura más de 700 millones de euros, detraídos de la sanidad, la educación, la dependencia y los servicios sociales en general. Estos embalses suponen además una amenaza para la supervivencia de pueblos, comarcas y espacios naturales.

Es necesario insistir una vez más en la necesidad de que, para cumplir los objetivos que marca la Directiva Marco del Agua, el Plan de Cuenca debe cambiar de manera radical respecto del texto que se ha sacado a información pública, partiendo en primer lugar de la consideración de una auténtica gestión de la demanda como un principio que debe influir en las medidas incluidas en el texto. Los colectivos de afectados exigimos de la manera más contundente que estas obras ruinosas y conflictivas con graves afecciones sociales y medioambientales desaparezcan de forma definitiva del Plan de Cuenca del Ebro, abandonándose por completo estos proyectos si se quiere que este Plan sea del siglo XXI y no del siglo pasado.

COAGRET | Miércoles, 11 Julio 2012 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!