Las últimas afirmaciones de la CHE sobre los deslizamientos en Yesa son la mejor prueba de la falsedad de sus declaraciones pasadas

  • Las laderas siguen inestables y nunca se podrá garantizar lo contrario
  • Las urbanizaciones de Yesa nunca tendrán plenas garantías de seguridad si se sigue el camino actual
  • El presupuesto de emergencia pasa de 10 millones a 25 y el movimiento de tierras se está convirtiendo en un escándalo económico

El pasado jueves el presidente la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Sr. De Pedro, dio una nueva muestra de manipulación a la opinión pública. Tras afirmar hace pocas semanas que las laderas de Yesa ya estaban estabilizadas, ahora reconoce que los 10 millones gastados en obras de emergencia para intentar contener la ladera no son suficientes y habrá que sumar otros 25 millones más; que los 500.000 m3 de tierra removida se triplicarán y pasarán a ser 1.500.000 m3; y que los desalojos de urbanizaciones llevan camino de convertirse en definitivos.

Una vez más los hechos muestran su tozudez desenmascarando declaraciones políticas faltas de rigor, hechas con prepotencia política, proyectos técnicos plagados de gravísimos errores y gestión de obras donde sólo parece interesar que aumente el presupuesto final.

Lo hemos dicho reiteramos que es vergonzoso lo que ocurre en Yesa pues el recrecimiento Yesa está descontrolado, tanto a nivel presupuestario como en lo referente a la seguridad, por el empecinamiento en hacer una obra que nunca debió plantearse.

Una obra que iba a costar poco más de 113 millones de euros y en teoría tenía todos los informes técnicos necesarios, se ha convertido en un culebrón de final imprevisible. El presupuesto se triplica (377 millones) y se van incluyendo partidas de decenas de millones de euros como si fueran churros.

Las laderas que según ellos eran seguras, primero se mueven en el lado izquierdo, luego en el lado derecho y a un ritmo que cada día se ven obligados a reconocer que era mucho más de lo que pensaban. Lo que era un desmonte hecho deprisa y corriendo ante un gravísimo riesgo, se termina triplicando.

La sensación de inseguridad en Sangüesa aumenta exponencialmente, y lo más grave, informes independientes aseguran que NUNCA se estabilizarán definitivamente las laderas. ¿Cuánto estamos dispuestos a pagar para satisfacer la megalomanía de la CHE? Ya basta de ese despropósito.

El Sr. De Pedro lleva poco tiempo en el cargo pero ha batido todos los registros en falsear la realidad en menos tiempo y parece que ha fiado su promoción política a la ejecución del recrecimiento de Yesa.

Asociación Río Aragón | Lunes, 22 Julio 2013 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!