La CHE sigue ocultando la información de lo que ocurre en Yesa

  • La CHE sigue sin contestar a nuestras solicitudes de documentación, triplicando el plazo legal de un mes
  • Tras los gravísimos episodios ocurridos en Yesa es imprescindible que se conozca lo que de verdad sucede
  • Xavier De Pedro debe dimitir. No se puede pedir tranquilidad y seguir ocultando información

El pasado 25 de febrero, la Asociación Río Aragón solicitó formalmente información, entre otras cosas, sobre los deslizamientos en la ladera de la presa de Yesa tanto a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) como a la Di­rección General del Agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, al amparo de la legislación vigente sobre el derecho de acceso a la información.

Tres meses después no hemos recibido la documentación solicitada, por lo que la Asociación Río Aragón se ve obligada a denunciar la falta de respuestas técnicas por parte del presidente de la CHE, Xavier de Pedro, ante las nuevas advertencias de riesgo efectuadas por geólogos independientes. Geólogos, que anticiparon con acierto los problemas de inestabilidad que ahora están ocurriendo, frente a los estudios erróneos e interesados de la CHE que se han visto contradichos por los acontecimientos sucedidos.

La solicitud de toda esta información es consecuencia de la reiterada negligencia con que la CHE está llevando a cabo las obras del recrecimiento de Yesa, que ha dado lugar a gravísimos episodios que atentan contra la seguridad de las personas, incluyendo el desalojo sine die de 60 viviendas.

Es inexcusable que la ciudadanía tenga conocimiento de lo que está pasando, más cuando en un informe elaborado por la propia CHE, publicado en la prensa, se leen cosas tan preocupantes como que "el movimiento detectado afecta a la actual presa de Yesa, lo que induce movimientos milimétricos de levantamiento de su estribo derecho", o que "se descarta el desembalse ante los costes económicos que supondría para la zona de Bardenas", dando a entender sin lugar a dudas, que la situación de emergencia lo requería y que priman más los intereses particulares que la seguridad de la presa.

La Asociación Río Aragón denuncia la ocultación de información de la CHE, algo inaceptable en democracia. Esta falta de transparencia está alimentando la desconfianza y grave preocupación de las poblaciones ribereñas, especialmente Sangüesa. Es imprescindible que se lleven a cabo estudios rigurosos que cuenten con la participación de geólogos independientes y que se hagan públicos, para recuperar la tranquilidad y la sensación de seguridad de los habitantes aguas abajo de la presa.

Sin duda, el Sr. De Pedro debe dimitir. Debe ofrecer algo más que la supuesta solvencia de los técnicos de la CHE, con el director de obra D. Raimundo Lafuente Dios a la cabeza, cuyos continuos errores han llevado a la situación actual, haciéndoles perder todo crédito para desatascar esta situación.

Asociación Río Aragón | Lunes, 27 Mayo 2013 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!