Se confirma que la ladera derecha de Yesa también se mueve

  • Las explicaciones de la CHE, dando una imagen de normalidad, son falsas y ocultan la gravedad del problema
  • Al reconocer que "el coste final de la obra dependerá de la evolución de los trabajos" confirman que tampoco les sirve un proyecto que aprobaron hace 3 años por 81 millones de euros
  • Descartar Yesa definitivamente es la única solución sensata que garantiza la vida de las personas y la racionalidad en el gasto público

La CHE acaba de confirmar oficialmente lo que desde la Asociación Río Aragón ya sospechábamos y denunciamos en su día: la ladera derecha del embalse de Yesa también tiene problemas de deslizamientos en la zona del Inglés. Y grave es la cosa cuando dan la alarma preventiva y avisan a los gobiernos de Aragón, Navarra y ayuntamiento de Yesa, hecho inaudito en su forma de actuar. Eso sí anuncian que nos vayamos preparando porque "el coste final de la obra dependerá de la evolución de los trabajos".

La nota de prensa de la CHE intenta trasmitir un mensaje de normalidad y de que todo está controlado. Nada más lejos de la realidad. Una vez más los problemas le vienen sobrevenidos, una vez más se demuestra la gran chapuza técnica en que se ha convertido el recrecimiento de Yesa y una vez más asistimos a una forma de actuar de una administración que, obviando que estamos en una profunda crisis, miente y engaña para llevar adelante, cueste lo que cueste, un disparatado proyecto sólo concebible desde intereses ocultos de mercadeo político y servidumbre al sector hidroeléctrico y del hormigón.

La CHE miente cuando habla del episodio de 2006 argumentando que se detectó por el seguimiento exhaustivo al que se somete al embalse. Fue la evidencia de una ladera que se agrietaba la que conllevó que tuvieran que poner mecanismos de medición y seguimiento.

La CHE no dice toda la verdad cuando asocia a un episodio de lluvias, nada extraordinario por otra parte, el deslizamiento de la ladera derecha. La verdadera causa es la inestabilidad de ésta que, hasta que comenzaron sus trabajos de recrecimiento, aguantó episodios de muchísima más intensidad.

La CHE engaña cuando las actuaciones a realizar las reduce a trabajos ya previstos. La realidad es que ya estaba realizando lo previsto. La realidad es que llevan más de un año desmontando, gunitando y bulonando en la zona afectada. La realidad es que las medidas ya previstas y que formaban parte del modificado 3 no les están funcionando. La realidad es que el proyecto y presupuesto que, tras costosísimos estudios, aprobaron es un fiasco. Y la realidad es que por eso tienen que reconocer que el coste final no lo conocen ni ellos. La realidad es que los técnicos están desbordados por las nefastas consecuencias de su mal hacer. Y la realidad es que los chalets de Yesa están teniendo problemas que terminaremos pagando entre todos.

La Asociación Río Aragón vuelve a denunciar el despropósito del recrecimiento de Yesa y, sobre todo, la huida hacia delante de la CHE que está poniendo en riesgo evidente la vida de personas. ¿Puede asegurar la CHE que lo que de momento han sido episodios "lentos" o de una magnitud relativa, no puedan ser un día rápidos y de una magnitud considerable? La respuesta es NO.

La CHE intenta trasmitir una sensación de normalidad pero, a estas alturas de la historia, la credibilidad de sus palabras es nula. Si la democracia, tras los episodios de corrupción, requiere una refundación, la gestión de nuestros ríos, aquejada de ese mismo mal, necesita nuevos organismos modernos y transparentes.

Asociación Río Aragón | Miércoles, 06 Febrero 2013 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!