Las chapuzas de la CHE nos cuestan 106 millones de euros

En respuesta a las declaraciones del presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, en las que quitaba importancia a los nuevos deslizamientos y grietas aparecidos en la ladera izquierda del embalse de Yesa, la Asociación Río Aragón quiere señalar lo siguiente:

Que en todos estos años de obras en el embalse de Yesa, la CHE primero ha ocultado y después ha minusvalorado los problemas geológicos y los sucesivos deslizamientos, grietas y corrimientos de tierra que se han producido en las laderas del pantano.

Es evidente que si en 11 años las obras del recrecimiento no han avanzado, no ha sido por falta de presupuesto ni de voluntad política, sino por los graves problemas de inestabilidad y filtraciones en las laderas del embalse que, a nuestro juicio, hacen inviable cualquier proyecto de recrecimiento.

La ineptitud e incompetencia de la CHE y de su director de obras, el Sr. Lafuente Dios, nos van a costar a los contribuyentes 106 millones de euros, sólo para arreglar las chapuzas que se están cometiendo en Yesa desde el inicio de las obras en 2001.

Como prueba de ello nos remitimos al BOE: en enero de 2010 sale a consultas el Proyecto de obras complementarias Nº 1 del recrecimiento de Yesa (Navarra-Zaragoza), por 24 millones de €, que tienen como objetivo fundamental la actuación en la estabilización de taludes. Se autoriza en septiembre del mismo año.

En septiembre de 2010 conocemos el Proyecto de mejora de condiciones en laderas del embalse de Yesa recrecido, con un gasto previsto de 82 millones de €, consecuencia del encargo del Ministerio de un concurso de consultoría y asistencia para la ampliación de la investigación geológico-geotécnica del embalse de Yesa.

Desde "Río Aragón" seguimos pidiendo la paralización inmediata de las obras y el descarte definitivo de cualquier recrecimiento del embalse de Yesa.

Asociación Río Aragón | Viernes, 27 Abril 2012 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!