Endesa Chile retira HidroAysén de catastro de proyectos que presenta a inversionistas

La compañía aseguró que la alta incertidumbre que existe frente al futuro de la iniciativa no les permite entregar plazos definidos con un horizonte claro sobre la materialización del complejo energético.

Las dificultades que enfrenta el proyecto HidroAysén (2.750 MW) llevaron a uno de sus accionistas, Endesa Chile (51%) -el otro es Colbún (49%)-, a retirar la iniciativa de la cartera de proyectos en América Latina que la firma exhibe a inversonistas.

En la última presentación realizada en noviembre, la empresa informó sobre siete centrales eléctricas a desarrollar sin incluir entre ellas al complejo hidroeléctrico de US$ 10 mil millones en la Patagonia.

La omisión en el documento, que tiene una data de dos meses, contrasta con el reporte anterior -del primer semestre del año-, donde Endesa dio cuenta de la existencia de ocho proyectos para agregar capacidad de generación en Latinoamérica, siendo el más relevante HidroAysén.

En la industria sostuvieron que el retiro de la eléctrica en la presentación a inversionistas es una señal potente sobre la poca claridad que existe en el grupo sobre su eventual materialización.

En la compañía manifestaron que HidroAysén es un proyecto lejano y sobre el cual existe incertidumbre puesto que tiene decisiones pendientes aún, específicamente en lo que concierne a la línea de transmisión. Esto, agregaron, se traduce en un horizonte temporal más amplio.

Considerando lo anterior, en las presentaciones que se les hacen a los inversionistas no es posible dar certeza sobre los plazos de ejecución de las centrales y la línea de transmisión. Es por esto, explicaron en la compañía, que se retiró de la presentación de noviembre. Sin embargo, en la firma precisaron que esto no significa que se haya desechado la iniciativa, pues aseguraron que ésta sigue siendo parte de los planes o pipeline de la empresa.

Sin embargo, fuentes cercanas al proyecto afirmaron que al no incluir HidroAysén en la presentación se está dando una señal evidente de que la iniciativa no se llevaría a cabo en el mediano plazo.

Esto, teniendo en cuenta la alta oposición de la ciudadanía y la indefinición política frente al complejo.

La empresa todavía está a la espera de que el Comité de Ministros se pronuncie sobre las más de 30 reclamaciones que fueron presentadas en contra del proyecto, tras recibir su aprobación ambiental en mayo de 2011.

Dicha revisión ha demorado más de dos años, lo que según han advertido desde HidroAysén es reflejo de la falta de voluntad política que existe frente a la iniciativa.

Por otra parte, la Presidenta electa, Michelle Bachelet, mostró su disconformidad con la hidroeléctrica al señalar que en la situación actual en la que se encuentra el proyecto es inviable su desarrollo.

Además, HidroAysén se encuentra paralizado por sus propios controladores desde mayo de 2012, fecha en que Colbún decidió suspender los estudios de la línea de transmisión, debido a la falta de una política energética y un consenso nacional sobre el futuro de la eléctrica.

PARALIZACIÓN

En mayo de 2012 los controladoresdel proyecto decidieron suspender los estudios de la línea de transmisión.

Las otras dificultades que enfrentan las iniciativas emblemáticas de la compañía

De las siete obras que aún aparecen en la presentación de Endesa a sus inversionistas, tres encaran problemas que podrían frenar su construcción.

Tras HidroAysén, Punta Alcalde es el segundo mayor proyecto energético de la generadora en el país. La inversión por US$ 1.400 millones está en una difícil situación, luego de que la Corte de Apelaciones de Santiago paralizara el proyecto tras acoger un recurso de protección presentado por vecinos y pescadores de la localidad de Huasco. Actualmente, la termoeléctrica por 740 MW se encuentra a la espera del pronunciamiento de la Corte Suprema que definirá el futuro de la central.

Otro proyecto con problemas es la hidroeléctrica Neltume. La central tiene paralizado su proceso de evaluación ambiental, mientras realiza la consulta indígena que exige el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La obra, que tendría una capacidad de 490 MW y un costo de US$ 781 millones, ha recibido el rechazo de líderes mapuche y entidades ambientalistas.

Finalmente, la oposición de los agricultores del Maule por el uso de las aguas cordilleranas es la principal traba para la construcción de la Central Hidroeléctrica Los Cóndores, en la que se han invertido US$ 600 millones. La compañía había firmado un protocolo de uso del cauce con la Dirección de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas, pero tras las movilizaciones habría quedado en cero.

Jorge Lavín, gerente general de Canal Maule, dice que el MOP tendrá el 100% del control de las aguas, sin embargo, el gerente general de Endesa, Jorge Galindo, plantea que el documento está vigente.


US$ 5 mil millones es el costo aproximado de las cinco centrales en la Patagonia. A eso se le suman otros US$ 5 mil millones correspondientes a la construcción de la línea de transmisión que unirá a las centrales con Santiago.

76,5% es el factor de planta de las cinco centrales diseñadas por Endesa y Colbún en la Patagonia.

20% de la energía requerida en el SIC hacia el 2025 aportaría HidroAysén si se materializara.

Internacional | Domingo, 19 Enero 2014 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!