Presa el Zapotillo

Irregularidad y contradicciones de un proyecto,

Dignidad y resistencia de las comunidades

El proyecto el Zapotillo se localiza a 100 Km de Guadalajara, sobre el Río Verde, entre Yahualica y Cañadas de Obregón, Jalisco. Es impulsada por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y los gobiernos del Estado de Jalisco y Guanajuato, para abastecer de agua potable a la ciudad de León (Guanajuato), la región de los Altos de Jalisco y la ciudad de Guadalajara y surge de un convenio firmado en 1997 entre estas instancias.

El proyecto del Zapotillo desde sus orígenes presenta  diversas irregularidades a nivel normativo,  falta de información, carencia de mecanismos de consulta y  hostigamiento a los pobladores.  El proyecto vulnera  derechos como  la propiedad, la participación, el desarrollo, la vivienda, la salud, al medio ambiente sano  y derechos referentes a la cultura, entre otros.

La presa implica el trasvase de agua de la cuenca del río Santiago a la cuenca del río Lerma que atraviesa los Estados de México, Querétaro, Aguascalientes, Michoacán, Jalisco y Nayarit. Contempla una cortina de 105 metros de altura y almacenaría 911 millones de metros cúbicos de agua. El embalse afectaría un área de 4500 hectáreas y tendría un costo total estimado de $8,010 millones de pesos. La inversión privada en esta presa sería del 30% por parte de la empresa que gane la licitación y su forma de recuperación sería a través de la concesión del 100% de las ganancias para el uso, manejo y distribución del agua por 25 años, privatizando de esta manera este bien común.

Destruiría el cauce natural del río Verde, inundando a las comunidades de Temacapulín, Palmarejo y Acasico, donde viven aproximadamente unas 700 personas, con una población migrante que mantiene sus lazos comunitarios, y que se denomina “hijos ausentes”, la cual suma más de 3000 personas.

A partir de que las comunidades se enteraron del proyecto de la presa a través de los medios de comunicación, la comunidad y diversas organizaciones sociales se han mantenido firmes en su oposición a la reubicación y en la exigencia del respeto a  derechos humanos, pero han padecido hostigamiento, amenazas, burlas, una sistemática ausencia de información y la debida consulta.

Del 19 al 21 de junio se llevó a cabo en Temacapulín el V Encuentro del Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER), el cual fortaleció el proceso organizativo y de defensa de la población. En esta ocasión se conformó el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, generando un plan de acción para la defensa de los derechos y territorio de los tres poblados.

Las acciones de resistencia que han realizado las comunidades han sido siempre de carácter pacífico, aunque las autoridades se han empeñado en criminalizar el movimiento y menospreciarlo….Los habitantes de las poblaciones afectadas saben son parte del territorio en el que nacieron y pese a la necedad gubernamental por imponer la presa, se mantienen defendiendo su tierra, su historia, sus hogares, su identidad y sus sueños. (Síntesis documento Presa Zapotillo, Instituto Mexicano  para el Desarrollo Comunitario, IMDEC, de Jalisco, Guadalajara, circulado en el marco de la movilización. Fecha de recepción para el CEE, 27-08-09)
En el mundo | Viernes, 04 Septiembre 2009 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!