El conflicto del Matarraña

Plataforma en Defensa del Matarraña (PLADEMA)

  • Aptdo. 31, 44580 Valderrobres
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Todos los artículos en coagret.com sobre el conflicto del Matarraña

A finales de octubre de 1997 surgió en los medios de comunicación aragoneses y nacionales una noticia que llamó la atención: Beceite, un pequeño pueblo de Aragón y colindante con Cataluña y Valencia, se alza como en Fuenteovejuna al grito de ¡no al bombeo, por un Matarraña vivo! para defender sus campos y su río contra la intervención de las maquinas enviadas por la Confederación Hidrográfica del Ebro con las que daba el inicio a un polémico proyecto hidráulico: la elevación de aguas del río Matarraña al Pantano de Pena o llamado "bombeo". Impuesto por la autoridad de una compañía de cien "especiales antidisturbios" contra las protestas de los 700 vecinos de esta población y alrededores.

Este bombeo se plateó como solución a una serie de errores cometidos anteriormente: primero, el sobredimensionamiento del pantano de Pena, que dada su ubicación dificilmente puede llenarse, además de plantear problemas de filtraciones; segundo, el primer parche que se intentó poner a esta situación, la construcción de un túnel (también sobredimensionado) para trasvasar aguas del río Matarraña desde un punto en el que apenas unos pocos días al año aporta caudal suficiente. La propuesta de bombeo no deja de ser una vieja solución para resolver un viejo error.

Esta cuenca tiene unas características especiales para su regulación y cualquier error en los cálculos hídricos, en el sentido de utilizar u observar el río comparándolo con otros, puede ser un fracaso. Así ha sido la constante utilizada en esta cuenca, cuando en 1907 se autoriza la construcción del pantano de Pena, no fue porque los cálculos de caudales que pasaban por ese lugar eran excesivos, sino porque el estrecho de roca y las características de la montaña ya ofrecían ese aspecto de presa. En un paseo realizado en 1851 por dos famosos botánicos de Aragón Pardo Sastrón y Loscos junto con dos personas más, hablan de la facilidad de construir un muro en ese estrecho para retener agua. La propia gente del lugar creía imposible que el pantano se llenara, sólo en tres ocasiones en todo el siglo. Veintitrés años después de su aprobación, tras interrupciones por huelgas e interminables obras se concluye en 1930. El vaso se encuentra asentado sobre materiales altamente permeables de naturaleza calcáreo, dolomítica y congromerática pertenecientes a la unidad Beceite-Pauls. Un estudio de la CHE y Diputación Provincial de Teruel, llegan a la conclusión que se infiltran unos 3,75 hm3/año debido a la inclinación y la diferencia de altura, 632 máximo nivel de cota del Pantano y menos de 600 metros el tramo del Parrizal hasta Beceite, posibilitando el drenaje subterráneo hacia el propio río Matarraña. La CHE dice que actualmente junto con los caudales subterráneos de la cuenca, se llegan a garantizar unos 12 hm3/año para el riego, mientras que los regantes necesitan de 12 a 18 hm3/año.

Debido a estas escasas garantías de riego en épocas de sequía y el aumento de cultivos de rentabilidad como el melocotón, la cereza..., en los años setenta desde la cuenca baja se demanda una solución. Surge en esos momentos la idea de la derivación de aguas del Matarraña al pantano de Pena. Otra vez sin cálculos previos sobre los caudales se sitúa lasalida del túnel a cota 632 mts. y se busca una entrada en el río Matarraña que sea de cota superior, situándose a unos 650 mts. y en el paraje denominado Parrizal. Una vez más se sobredimensiona el proyecto ya que la media de los caudales es tan solo de 0,64 m3/s frente a los 4,288 m3/s de capacidad, equivocándose en colocar la entrada a cota 650 mts., aguas abajo el Matarraña recibe aportaciones de manantiales y fuentes. Los habitantes de Beceite aseguran que son muy pocos días en el que el túnel transporta agua al Pena y solamente después de grandes lluvias funciona a medio caudal. En estos momentos es imposible predecir el agua que ha aportado el túnel al pantano de Pena, construyéndose una estación de aforos año 1997 después de las protestas contra el bombeo.

Algunos cálculos optimistas apuntan sobre unos 3,46 hm3/año. Como observamos los cálculos de caudales se efectúan después de realizar las obras, empezándose la casa por la ventana.

A raíz de la sequía de 1992-95 los ánimos de los regantes de la cuenca baja aumentan y también el número de hectáreas de regadío sin concesiones legales. Desde el Sindicato Central de Riegos se encarga a una consultora la realización de un proyecto, no es otro que el bombeo. Otra vez desde un punto de vista de escaso conocimiento hidrológico y de peor diagnostico del problema surge la idea de elevar aguas del Matarraña hasta el pantano de Pena, el proyecto se estudia desde el sindicato y es desechado por antieconómico en Asamblea General Extraordinaria el 3 de octubre de 1994, quedando como pura especulación.

Pero aparece el "Decreto de la Metasequía", la CHE sin ningún debate, estudio de viabilidad ni análisis de alternativas, introduce el proyecto en el paquete de medidas urgentes alegando que es de interés general. Como siempre se desconocen los caudales que pasan en ese punto, y otra vez finalizada la obra no existe estación de aforos en la salida de la tubería del bombeo. Se vuelve a cometer el mismo error que veinte años atrás, pero esta vez el error es mucho más grande y humillante, no se cuenta con el factor gente. Desde un organismo como CHE en que la democracia brilla por su ausencia, se actuó de la misma manera que en plena dictadura de los setenta. El proyecto del bombeo fue introducido a escondidas sin previo debate con la población de Beceite. En junio del 1995 es colocado por decreto, en julio de 1995 es presentado por la CHE en una reunión del Sindicato de Riegos, en septiembre de 1995 la gente de Beceite se enteran, reaccionando el 8/09/95 consiguiendo 458 firmas de los vecinos en contra del proyecto con un censo de votantes de 590 vecinos. Realmente nadie creía que el proyecto se iba a realizar, el propio consejero de Agricultura de la DGA lo calificó de "chapuza".

En 1998, los regantes de la comarca del Matarraña, no sastisfechos con la construcción del bombo para el trasvase de aguas del río Matarraña, solicitaron la construcción de un embalse en Torre del Compte para una mayor regulación del río.

En el año 2005, en el marco de la Comisión del Agua, los defensores del río Matarraña y los regantes de la comarca, llegan a un acuerdo en el que se descarta la construcción del embalse de Torre del Compte. En el mismo acuerdo, se pide la desmantelación de las instalaciones de bombeo construidas en el año 1998 que nunca llegaron a ponerse en marcha.

Ya en el año 2008, diez años después del conflicto, comenzó la desmantelación del azud y las casetas de bombeo, y se construyó un momento para recordar que el diálogo es el mejor modo de resolver los conflictos.

COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!